PRÓLOGO DE AUTOR

Nos acercamos una vez más a nuestro gran poeta en este 2011, fecha del trescientos cincuenta aniversario de su nacimiento, y creemos deducir que, a pesar de su lejanía en el tiempo, don Luis se encuentra un poco más cerca. Ha tenido lugar en Córdoba el Primer Congreso Internacional, El universo de Góngora, orígenes, textos y representaciones y la conclusión que sacamos es que, en cualquier lugar del orbe, hay un gongorista dispuesto a informar de él desde diversos enfoques, para concluir que Góngora es un poeta en el más excelso sentido del término. Así lo ha destacado el poeta Pablo García Baena en la conferencia inaugural Dos monstruos andaluces: Góngora y Picasso. Picasso en el siglo XX tenía cerca a don Luis cuando puso rostro de mujer a veinte sonetos del autor, corroborando lo que ha dicho don Pablo: que “Góngora siempre fue realista en sus versos y por tanto, nos hace ver lo escrito”. Tanto Góngora como Picasso fueron dos creadores visionarios que excedieron los ámbitos expresivos habituales de las disciplinas a las que dedicaron sus vidas.

Por su parte el poeta Pere Gimferrer, que clausuró el Congreso, remarcó que la poesía es el camino más fácil para llegar a un absoluto verbal, irrefutable en sí mismo. Y Góngora obtuvo en castellano este absoluto al que se acercaron otros escasos poetas elegidos. Porque Góngora llegó a construir un edificio en miniatura que se significaba a sí mismo en función de su sonido y de su significado, un universo que como el de Dante, Shakespeare o Virgilio, se caracteriza porque, una vez fijado y pronunciado, es irrefutable y no gratuito, con un esquema o asidero previo donde la proporción entre el pretexto de que se parte y el resultado que se obtiene da como resultado una realidad ajena al personaje que lo produce y al que lo percibe. Este absoluto es una forma de conocimiento y no necesita explicación, porque comunica por sí mismo, no existiendo antes de ese verso. Con Góngora se dio ese resultado inefable y con él llegamos a conocer algo de nosotros mismos que no sabíamos antes, de ahí que su obra sea ese espejo llameante en el que nos miramos.

Este trabajo que presentamos quiere ser un grano de arena entre los muchos que hay para acercarse a esta inmensa figura personal y artística. Pretende responder al deseo de conocimiento de lo más característico y verdadero del autor, mostrando lo fundamental con un método actual en lo que respecta a la presencia de las nuevas tecnologías. Para ello, junto al texto escrito, siempre imprescindible, donde aparecen fotografías de ayer y de hoy de la Córdoba gongorina, hemos incorporado un CD que nos permite llegar a la obra original, al facsímil de la obra presentada por D. Antonio Chacón, que sigue contando con el respeto de todos los estudiosos. También nos permite conocer de primera mano algunos de los mejores estudios que, por suerte, están en Internet, en el Biblioteca Virtual Cervantes y otros lugares, así como otras contribuciones artísticas, obras musicales, canciones, vídeos, que ayudan a conocer la obra gongorina con más facilidad. Igualmente, podemos acceder a explicaciones y comentarios de estudiosos e interesados en Góngora, que, si bien, en principio, no han de ser necesarios para la percepción de la obra, pues la obra comunica por sí misma, sí sirven al método de estudio en esa consecución. En esta línea de trabajo más individualizada, hemos incorporado un paseo literario por los lugares más frecuentados por D. Luis, con mapas, textos, comentarios y notas sobre los mismos. Algo más dinámico e ilustrativo son los apartados de Córdoba y Góngora en la actualidad y La presencia de Góngora en Córdoba que rinden tributo a la labor y al reconocimiento que la ciudad y sus gentes han rendido y están rindiendo a su persona. Finalmente, se ofrece un wiki sobre Góngora:
Góngora participación http://gongora-participacion.wikispaces.com/
que tiene la finalidad de que cualquier lector se enrole en los temas gongorinos y participe desde la visión que le parezca.

Hemos comprobado que existe una importante barrera de comunicación entre los especialistas de la investigación y el resto de los lectores, pues echamos en falta unos cauces por donde circulen de forma asequible los resultados de la investigación de los primeros; no es un Congreso, ni son las publicaciones especializadas de los autores el medio para ponerse al día quien no participa de las mismas. Por ello reivindicamos esta vía divulgativa, que actualmente está vigente en algunas materias, actualizándose día a día. Esta actualización es posible gracias a las nuevas tecnologías, con páginas como la que se adjunta (http://www.cienciacognitiva.org/). En el mismo sentido nos hacemos eco de la sugerencia de la estudiosa Mª José Osuna en el Congreso mencionado de que se impulse la digitalización de los estudios, no solo con la idea de conocerlos más fácilmente, sino también de aliviar el trabajo de los propios investigadores, que tienen que leer cantidad de contenidos hasta dar con lo que buscan.

En este sentido nos felicitamos porque La Real Academia de Córdoba, como una de las actividades de la celebración de su bicentenario, ha digitalizado la mayor parte de sus documentos, un trabajo que comenzó con las actas y que ahora ha seguido con los boletines bajo el epígrafe de Repositorio Institucional Arjona y Cubas. Joaquín Criado Costa, director de la institución, ha señalado que esta labor se ha podido llevar a cabo gracias a la ayuda del Ministerio de Cultura, que ha financiado una parte de los gastos, añadiendo que son algunos de los "documentos históricos más importantes de Córdoba". Gracias a ello, en los fondos hemos podido ver Versos de Góngora. En el III centenario del //óbito del poeta. 1627-1927//, con estudio y selección antológica de don José Priego López, Académico Numerario, que junto a un buen número de actos y concursos conmemorativos que se mencionan en él, muestran la contribución de Córdoba, movida por la Academia, a este famoso centenario.

Este libro, pretende, por tanto, y hace suyas aquellas palabras que en la presentación de la Antología expresa el Maestro Priego López: desarrollar "una labor pedagógica de fomento estético, difundiendo por su parte las obras de Góngora, con el pensamiento en los de las zo nas confusas de cultura (...) Vamos en seguimiento de popularizar más y más a don Luis. Porque Góngora y lo popular se hermanan aún mejor que se amistan".

Ana Capilla Serrano