Sonetos y Odas: Textos y actividades.

Los sonetos son un género cultivado a través de toda su vida, nos permiten seguir paso a paso la evolución del poeta, tanto en lo formal como en lo temático. Los ciento sesenta y siete reconocidos y los cincuenta sonetos atribuidos representan, además, un documento de toda la época y la encarnación de una de las poéticas prevalecientes de su tiempo. La editora de Sonetos completos, Biruté Ciplijauskaité, ha realizado un estudio minucioso de todos ellos.

Muchos sonetos gongorinos, como se ha dicho, están escritos bajo la influencia petrarquista, y constituyen una importante contribución a lo mejor de nuestra literatura. Elogian a personajes de la época, como el Conde Salinas, o el Marqués de Ayamonte, al escritor Juan Rufo, al poeta Soto de Rojas, a su amigo el Conde de Villamediana; a cardenales y obispos y a Felipe III y su esposa. Los hay amorosos, como los dedicados a doña Brianda de Cerda o a Una dama muy blanca vestida de verde, y los hay burlescos y satíricos, que comenzó a cultivar muy joven, como su conocido contra Valladolid, donde estaba la Corte entonces, Valladolid, de lágrimas sois valle.. Hay que destacar las sátiras literarias contra Lope, Por tu vida, Lopillo, que me borres... o contra Quevedo, Anacreonte español, no hay quien os tope, contra Jaúregui y contra Montalbán.

Los sonetos amorosos y religiosos de Góngora ponen de manifiesto una total exterioridad sentimental. No pocos comentaristas creen que el poeta cordobés nunca estuvo enamorado ni tuvo real vivencia religiosa. En cambio, si falta autenticidad existencial, sobra perfección técnica y saber de imágenes y ritmos, por lo cual Góngora queda como uno de los poetas amorosos más fuertes de la lírica española (Mientras por competir por tu cabello, En el cristal de tu divina mano, Ya besando unas manos cristalinas). Se puede añadir, no obstante, que en los sonetos amorosos Góngora canta más bien el sentimiento de la belleza y menos el erótico y que, en general, los tópicos literarios amorosos se mezclan con otros temas, como Carpe diem, la veneración del elemento acuático, la desorientación y el extravío.

Destacan las Odas, A la toma de Larache (1611), de temática patriótica y amorosa, influido por Herrera y los italianistas y A la Armada que fue a Inglaterra, de clara influencia herreriana. El italianismo está presente en sus canciones amorosas hacia 1600, para, a continuación, predominar las canciones cortesanas dedicadas a la nobleza, donde arremete contra la corte como en esta oda, A la toma de Larache, que refleja un patriotismo convencional y retórico, pues allí no hubo ninguna gloria militar; en un tono de falsa autenticidad, con resonancias herrerianas.


Textos y actividades
12119_0017_s.jpg
Manuscrito de D. A. Chacón



MIENTRAS POR COMPETIR CON TU CABELLO. (1582

Mientras por competir con tu cabello
oro bruñido al sol relumbra en vano;
mientras con menosprecio en medio el llano
mira tu blanca frente el lilio bello;
mientras a cada labio por cogello,
siguen más ojos que al clavel temprano,
y mientras triunfa con desdén lozano
del luciente cristal tu gentil cuello,
goza cuello, cabello, labio y frente,
antes que lo que fue en tu edad dorada
oro, lilio, clavel, cristal luciente,
no sólo en plata o en viola troncada
se vuelva, mas tú y ello juntamente
en tierra, en humo, en polvo, en sombra,en nada.
c_arana.jpg
Augusto F. Arana. Mientras por competir con tu cabello. Del libro Imagen de Góngora.

facsímil



Este soneto, de 1582, es una exhortación al goce de la vida. Es un viejo tópico, Carpe Diem, procedente de Ausonio
(Collige virgo rosas dum flos novus et nova pubes...). Este tema ya lo desarrollaron: Garcilaso ( En tanto que de rosa y azucena...); Herrera, que traduce unos versos de Horacio (O sebervia i cruel en tu belleza...); y Bernardo Tasso (Mente de l´aureo crin v´ondeggia intorno...).

La novedad de Góngora es que establece un paralelismo entre el mundo de la naturaleza y las cualidades de la bella (en los dos cuartetos). En los tercetos se exhorta al goce de la vida, pero advirtiendo de la limitación del tiempo; al final aparece el tema del desengaño con una enumeración que nos sitúa ante una amarga y durísima realidad.

a) En el soneto se compara a la mujer con elementos de la naturaleza. Señálalo en el texto y comenta el resultado de la comparación.

b) El último verso ¿influye en el sentido del poema?


LA DULCE BOCA QUE A GUSTAR CONVIDA. (1584)

La dulce boca que a gustar convida
Un humor(1)entre perlas distilado,
Y a no invidiar aquel licor sagrado(2)
Que a Júpiter ministra(3) el garzón de Ida,(4)
Amantes, no toquéis, si queréis vida,
Porque entre un labio y otro colorado
Amor está, de su veneno armado,
Cual entre flor y flor sierpe escondida.
No os engañen las rosas, que a la Aurora
diréis que, aljofaradas(5) y olorosas,
se le cayeron del purpúreo seno;
Manzanas son de Tántalo(6), y no rosas,
que después huyen del que incitan ahora,
y sólo del amor queda el veneno
220px-Tantalus_Gioacchino_Assereto_circa1640s.jpg
Tántalo
.


facsímil

1. Humor: La humedad de la boca.
2. Licor sagrado: El néctar.
3. Ministra: Escancia, sirve.
4. Garzón de Ida: Ganimedes.
5. Aljopfaradas: Cubiertas de perlas menudas.
6. //Tántalo//: Fue condenado, por su impiedad, a padecer sed rodeado de agua y a sufrir hambre con unas apetitosas manzanas a su alcance; cuando pretende beber o comer, el agua o las manzanas se retiran.


Este poema es una imitación cercana del soneto Quel labbro che le rose han colorito de Torcuato Tasso, modelo al que la copia supera, según la opinión común. Las menciones de Ganimedes y la Aurora son aportación de Góngora.

a) El soneto se estructura en dos partes fundamentales atendiendo al procedimiento discursivo. Demuéstralo y justifícalo.

b) Señala las antítesis del poema y justifíca su valor expresivo.

c) Justifica el tema en relación al binomio sensualismo/ ascetismo característico de la época y presente en la obra gongorina.


A CÓRDOBA. 1585

Oh excelso muro, oh torres coronadas
De honor, de majestad, de gallardía!
¡Oh gran río, gran rey de Andalucía,
De arenas nobles, ya que no doradas!
¡ Oh fértil llano, oh sierras levantadas,
Que privilegia el cielo y dora el día!
¡ Oh siempre glorïosa patria mía,
Tanto por plumas cuanto por espadas!
Si entre aquellas rüinas y despojos
Que enriquece Genil y Dauro baña
Tu memoria no fue alimento mío,
Nunca merezcan mis ausentes ojos
Ver tu muro, tus torres y tu río,
Tu llano y sierra, !oh patria, oh flor de España!
poema_a_Córdoba3.jpg
Monumento al poema. Foto de un paseo del IES Gran Capitán.


facsímil

Este soneto, prueba del amor de don Luis a Córdoba, parece que fue compuesto tras algunas reprobaciones al autor por sus reiteradas ausencias de la ciudad. Luce en un lugar destacado de Córdoba.

CUESTIONES:

a) Comenta el valor impresionista de la descripción presente en los cuartetos. ¿A través de qué recurso retórico se muestra?
b) Comenta el efecto poético que consigue el apóstrofe o diálogo con la ciudad, así como la enumeración de los elementos presentes en el último terceto.
Comentario detallado del texto



A don Francisco de Quevedo ¿1609?
quevedo.jpg
Anacreonte español (1), no hay quien os tope,
que no diga con mucha cortesía,
que ya que vuestros pies son de elegía(2),
que vuestras suavidades son de arrope(3).

¿No imitaréis al terenciano(4) Lope,
que al de Belerofonte(5) cada día
sobre zuecos de cómica poesía
se calza espuelas, y le da un galope?

Con cuidado especial vuestros antojos(6)
dicen que quieren traducir al griego,
no habiéndolo mirado vuestros ojos.

Prestádselos un rato a mi ojo ciego(7),
porque a luz saque ciertos versos flojos(8),
y entenderéis cualquier gregüesco luego(9).


El soneto pertenece al grupo de sonetos satíricos y burlescos excluidos en la edición de don Antonio Chacón. En cambio, Foulché-Delbosc los incluyó, e igulamente Millé. Biruté Ciplijauskaité en su edición crítica de los Sonetos de Góngora (1980) los incluye por creer en la autenciticidad de los mismos, dada la abundancia de códices en los que se encuentran. La razón de la exclusión en Chacón se debería al asunto que tratan, donde lo escatológico y grosero no se apartaba en el siglo XVII de lo satírico y burlesco.


1. Poeta griego del s.VI a. c, hedonista, refinado y decadente, que canta los placeres del amor homosexual.
2. Alusión a la deformidad de las extremidades de Quevedo.
3. Arrope: mosto cocido que toma consistencia de jarabe, desagradable frente al néctar más puro.
4. terenciano: se refiere al dramaturgo latino Terencio, s. II a.c., modelo del latín más puro.
5. Belerofonte: personaje mitológico que cabalgaba sobre Pegaso (así, parece que "galopar en Pegaso" significa escribir poesía lírica o dramática.
6. Antojos. Por anteojos.
7.Ojo ciego. Matáfora escatológica recurrente en toda la literatura picaresca u ojo que no ve.
8. Versos flojos. Imagen referida al verso 4 (que vuestras suavidades son de arrope)
9. Gregüesco: calzón ancho y corto, que se recogía en la ingle por dar más libertad a la pierna.

a) En los cuartetos, Góngora alude a Anacreonte y a Lope de Vega para caracterizar a Quevedo cuando escribe poesía lírica y dramática. ¿Cómo se expresa la imitación que hace de ellos?
b) Explica el juego presente en los tercetos con las palabras ojos-antojos-ojo ciego en relación con los cuartetos, así como la relación de significado entre suavidades de arrope-versos flojos.


En la partida del Conde de Lemos y del Duque de Feria a Nápoles y Francia (1611)

El conde mi señor se fue a Napoles;
el duque mi señor se fue a Francia;
príncipes, buen viaje, que este día
pesadumbre daré a unos caracoles.

Como sobran tan doctos españoles
a ninguno ofrecí la Musa mía;
a un pobre albergue, sí, de Andalucía
que ha resistido a grandes, digo Soles.
Con pocos libros libres (libres digo
de expurgaciones) paso y me paseo,
ya que el tiempo me pasa como higo.

No espero en mi verdad lo que no creo;
espero en mi conciencia lo que digo,
mi salvación, que es lo que más deseo

facsímil
CondeFoll12pag-1.jpg
VII Conde de Lemos


a) Tras el conocimiento que en esta situación podemos tener de Góngora, explica el significado del verso 4: pesadumbre daré a unos caracoles.

b) Comenta el juego lingüístico de las palabras grandes y Soles en este contexto del poema.

c) La temática del desengaño, típicamente barroca se muestra en el 2º terceto. Comenta la transición entre el hedonismo y el ascetismo.






DE UNA DAMA QUE QUITÁNDOSE UNA SORTIJA SE PICÓ CON UN ALFILER. (1620)

Prisión del nácar era articulado(1),
de mi firmeza un émulo luciente,
un diamante, ingeniosamente
en oro también él aprisionado.

Clori, pues, que su dedo apremiado
de metal aun precioso no consciente,
gallarda un día, sobre impaciente,
la redimió(2) del vínculo dorado.
Mas, ay, que insidioso latón breve(3)
en los cristales de su bella mano
sacrílego divina sangre bebe,

púrpura ilustró(4) menos indïano
marfil invidïosa sobre nieve
claveles deshojó la Aurora en vano.
facsímil
Botticelli-Sandro-Primavera-dt1.jpg
Cloris, ninfa de la tierra. Botticelli.

1. Nácar articulado: el dedo
2. Redimió: rescató
3. Latón breve: alfiler
4.- Ilustró: coloreó

Soneto de 1620. Góngora tenía ya 59 años cuando escribe este soneto y está cargado de deudas y profundamente desengañado, lo cual nos hace pensar que lo escribiese por petición de algún galán.

a) En este soneto abunda mucho la diéresis. Se trata de una diéresis que es, más bien, un hiato latino. ¿Tendrá esto que ver con el artificio con que está labrada la joya?
b) Haz un estudio del hipérbaton en el texto.


Camina mi pensión con pies de plomo,
gongora_3_g.jpg
Pág. XI del T. I del Manuscrito de D. A. Chacón

el mío, como dicen, en la huesa;
a ojos yo cerrados, tenue o gruesa,
por dar más luz al mediodía la tomo.

Merced de la tijera a punta o lomo
nos conhorta aun de murtas una mesa(1);
«Ollay» la mejor voz es portuguesa,
y la mejor ciudad de Francia, Como(2).

No más, no, borceguí(3); mi chimenea(4),
basten los años que ni aun breve raja
de encina la perfuma, o de aceituno.

¡Oh cuánto tarda lo que se desea!
Llegue; que no es pequeña la ventaja
del comer tarde al acostarse ayuno(5).


facsímil

Este soneto fue compuesto a raíz de las dificultades económicas que sentía nuestro poeta tras haberle sido prometida una pensión por el Conde-Duque y no llegar.


1. En los jardines llaman mesas a ciertos encañados de una vara, o poco más de alto, cubiertas de murta que suelen igualar los jardineros con tijeras hechas a propósito.
2. El poeta juega con las palabras Ollay-Como como única salida a su alimento.
3. Calzado que llega hasta más arriba del tobillo, abierto por delante y que se ajusta por medio de cordones.
4. Su chimenea no recibe leña de ningún tipo desde hace tiempo.
5. De nuevo el autor recurre al juego lingüístico para quejarse de la necesidad del hambre.


a) De acuerdo con las aclaraciones expresadas, explica el significado el 1º cuarteto.

b) ¿Qué razón habrá para que el autor se exprese con este estilo


Bibliografía:

- Manuscrito de D. Antonio Chacón: Tomo I Biblioteca Virtual Cervantes.
- Ciplijauskaité, B. Sonetos completos. Edic. Crítica. Serv. public. de la Consejería de Cultura. Junta de Andalucía. 1980